AZOFLOX

3716 | Laboratorio HERSIL

Descripción

Principio Activo: Fenazopiridina,Norfloxacina,
Acción Terapéutica: Antiinfecciosos urinarios

Composición

Cada cápsula contiene: Norfloxacino 400 mg. Fenazopiridina clorhidrato 50 mg. Excipientes c.s.p.

Presentación

Caja x 10 y 100 cápsulas.

Indicaciones

AZOFLOX® está indicado en el tratamiento de infecciones del tracto urinario causados por gérmenes sensibles. Tratamiento de infecciones del tracto urinario complicadas o no complicadas incluyendo cistitis, causados por gérmenes susceptibles.

Dosificación

Dosis usual para el adulto: Infecciones del tracto urinario: No complicada causada por Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae o Proteus mirabilis: Oral, 400 mg cada 12 horas por tres días. No complicada, pero causada por otros organismos: Oral, 400 mg cada 12 horas por 3, luego continuar con Norfloxacino hasta completar 10 días. Tomar con abundante líquido. Los pacientes con insuficiencia renal requieren reducción de la dosis:


Dosis máxima en adultos:800 mg por día. Dosis usual pediátrica:Niños debajo de 18 años de edad: Su uso no es recomendado. Dosis usual en Geriatría: Ver dosis de adultos.

Contraindicaciones

Norfloxacino: Personas hipersensibles al Norfloxacino o alguna otra quinolona. Desórdenes del sistema nervioso central, incluyendo arterioesclerosis cerebral o epilepsia. Insuficiencia renal. Fenazopiridina: Deberá evaluarse la relación riesgo-beneficio en los siguientes problemas médicos: Historia de reacción alérgica a la fenazopiridina. Pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD) ya que se incrementa el riesgo de experimentar anemia hemolítica. Durante la hepatitis se incrementa el riesgo de efectos adversos de sus metabolitos principales el acetaminofeno. Hasta el 90% se elimina por vía renal dentro de las 24 horas posteriores a su ingesta. Un 65% de la dosis puede excretarse sin sufrir cambios.

Reacciones Adversas

Norfloxacino: Estimulación del sistema nervioso central (convulsiones, hipertensión endocraneana, reacciones psicóticas, tremor). Hepatotoxicidad, reacción de hipersensibilidad (anafiláctica incluyendo shock, síndrome de Stevens- Johnson), nefritis intersticial, flebitis, fotosensibilidad. Colitis pseudomembranosa. En casos muy aislados se observó tendinitis Aquileana que cuando el tratamiento se asocia con corticosteroides puede llegar a la ruptura. Fenazopiridina: Raramente se ha observado: anemia hemolítica, meningitis aséptica (reportado en un paciente: fiebre, confusión), cuya relación causal no se pudo precisar; dermatitis alérgica, hepatotoxicidad (ictericia), metahemoglobinemia (coloración azul o azul-púrpura de la piel), deterioro o falla de la función renal. Con menor frecuencia se ha observado vértigo, cefalea, indigestión, calambres o dolor estomacal. Mientras se usa esta medicación prestar atención a los siguientes signos potenciales de efectos adversos: dermatitis alérgica, meningitis aséptica, anemia hemolítica, hepatotoxicidad, metahemoglobinemia y empeoramiento y falla renal.

Precauciones

NORFLOXACINO: Pacientes alérgicos a una fluoroquinolona u otro derivado químico (ácido nalidíxico, cinoxacin) pueden ser alérgicos a otras fluoroquinolonas también. Carcinogenicidad: En ratas no produce incremento de cambios neoplásicos, comparado con los controles. Mutagenicidad: Estudios en animales de experimentación demostraron que no causa actividad mutagénica in vitro. Embarazo y reproducción: Estudios en animales demostraron que no causa efectos adversos en la fertilidad. Norfloxacino está en categoría C en el embarazo para la FDA. Lactancia: Con la administración de dosis bajas (200 mg), en madres, norfloxacino no se detectó en la leche materna. Pediatría: No es recomendado su uso en infantes y niños. Pacientes mayores de 18 años no han sido incluidos en pruebas clínicas porque las fluoroquinolonas causaron cojera en perros inmaduros debido a lesión permanente del cartílago de unión en articulaciones pesadas. Fluoroquinolonas han sido usadas en infantes y niños con infecciones serias las que no han respondido a otros regímenes terapéuticos, o infecciones causadas por múltiples organismos resistentes a antibióticos sin reportar daño a tejido cartilaginoso. Adolescentes: No es recomendado su uso en adolescentes. Pacientes mayores de 18 años no han sido incluidos en pruebas clínicas porque las fluoroquinolonas causaron cojera en perros inmaduros debido a lesión permanente del cartílago de unión en articulaciones pesadas. Fluoroquinolonas han sido usadas en infantes y niños con infecciones serias las que no han respondido a otros regímenes terapéuticos, o infecciones causadas por múltiples organismos resistentes a antibióticos sin reportar daño a tejido cartilaginoso. Geriatría: Estudios realizados no han demostrado problemas específicos geriátricos que limiten el uso de fluorquinolonas en ancianos. Sin embargo, con la edad pueden haber cambios en el riñón, por lo que debe ajustarse la dosis. Fenazopiridina: Carcinogenicidad: La administración a largo plazo causó neoplasia en el intestino delgado en ratas y neoplasia hepática en ratones. No se ha reportado que exista asociación entre el uso de la medicación en humanos y la aparición de neoplasia; sin embargo no se han hecho estudios en humanos. Reproducción y gestación: La administración diaria de 50 mg/kg de peso corporal en ratas no mostró evidencia de disminución de la fertilidad o daño al feto. No se han conducido estudios bien controlados en humanos. Lactancia: Se desconoce si la fenazopiridina o alguno de sus metabolitos se distribuyen en la leche materna. No se han documentado problemas en humanos. Pediatría:No se han llevado a cabo estudios apropiados en la población pediátrica. No se han documentado problemas pediátricos específicos a la fecha. Geriatría: No se han efectuado estudios apropiados en la población geriátrica; no se han documentado problemas geriátricos específicos a la fecha. Sin embargo, los ancianos son más susceptibles de tener la función renal afectada relacionada con la edad, lo que puede aumentar el riesgo de acumulación y toxicidad en pacientes que reciben fenazopiridina. La orina puede tornarse de color naranja pudiendo manchar la ropa. Se debe evitar el uso de lentes de contacto durante la terapia ya que puede producir tinción permanente de los mismos. En pacientes diabéticos puede causar resultados falsos en la determinación de azúcares y cetonas urinarias. Por la posible interferencia en los resultados de ciertas pruebas de laboratorio deberá notificarse a la persona encargada que se está utilizando esta medicación.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2021.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play