CALCIBON NATAL

2633 | Laboratorio FARMAKONSUMA

Descripción

Principio Activo: Fólico ácido,
Acción Terapéutica: Vitaminas, minerales, oligoelementos

Prospecto

Calcio citrato. Vitamina D. Fólico ácido. Suplemento de calcio y vitamina D. Caja Tab. Rec. x 30.

Sinónimos.

Ca.

Acción terapéutica.

Nutriente.

Propiedades.

El calcio es el 5° elemento en abundancia en el cuerpo humano y desempeña un papel importante en la regulación de muchos procesos fisiológicos, en la integridad de las células nerviosas y musculares, en la función cardíaca y en la formación del hueso. Actúa como cofactor enzimático y participa en los procesos de secreción y excreción de las glándulas endocrinas y exocrinas, en la liberación de neurotransmisores y en el mantenimiento de la permeabilidad de membrana, la función renal y la respiración. El calcio se excreta por las heces (80%) y orina (20%). Las sales de calcio que se usan habitualmente por vía intravenosa son el cloruro, el gluceptato y el gluconato.

Indicaciones.

a) Hipocalcemia: en el embarazo, crecimiento rápido, tetania por hipoparatiroidismo, tetania neonatal, deficiencia de vitamina D y alcalosis; b) intoxicación por magnesio (sobredosis de sulfato de magnesio); c) tratamiento de los efectos deletéreos de la hiperpotasemia; d) reanimación cardíaca: cuando falla la adrenalina y la desfibrilación produce contracciones débiles o inadecuadas. Se ha usado como coadyuvante en 1) picaduras de insectos (araña viuda negra y otros), para disminuir la permeabilidad capilar en las reacciones alérgicas; 2) osteomalacia. También en prevención de la hipocalcemia transfusional. El gluconato de calcio se usa también como suplemento de calcio en la nutrición parenteral total.

Dosificación.

En hipocalcemias severas 7 a 14mEq IV en adultos; de 1 a 7mEq IV en niños; menos de 1mEq IV en lactantes. Las dosis pueden repetirse cada 3 días. Para tratamiento de hipocalcemia tetánica: en adultos de 4,5 a 16mEq IV, en infusión lenta hasta que aparezca respuesta; en niños de 0,5 a 0,7mEq/kg IV, en infusión lenta hasta que aparezca respuesta; en lactantes 2,4mEq/kg/día IV. Reanimación cardíaca: infusión IV lenta (0,7 a 1,5mEq/minuto).

Reacciones adversas.

Vasodilatación periférica. Hipotensión arterial. Sensación de opresión (ola de calor). Necrosis local si se inyecta inadvertidamente por vía intramuscular.

Precauciones y advertencias.

No inyectar en los tejidos. Las soluciones de calcio inyectable son irritantes para las venas. Administrar con precaución a pacientes que reciben digitálicos, debido a la sinergia de los efectos cardíacos. Al no existir pruebas concluyentes se recomienda no usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento debe suspenderse.

Interacciones.

Evitar la administración de otros compuestos de calcio. No combinar con drogas intravenosas, puesto que es incompatible con muchas de ellas. Glucósidos cardiotónicos: sinergismo. Tetraciclinas: inactivación.

Contraindicaciones.

Reanimación cardíaca en presencia de fibrilación ventricular. Intoxicación por digitálicos. Hipercalcemia.

Sobredosificación.

Hipotensión, paro cardíaco. Hipercalcemia aguda: debilidad, letargia, vómitos, coma y muerte súbita.

Sinónimos.

Teroilglutámico ácido.

Acción terapéutica.

Suplemento nutricional, antianémico.

Propiedades.

El ácido fólico, después de su conversión en ácido tetrahidrofólico, es necesario para la eritropoyesis normal y para la síntesis de nucleoproteínas. Se absorbe en forma casi completa en el tracto gastrointestinal (la mayor parte en el duodeno superior) incluso en presencia de malabsorción debida a esprue tropical. Sin embargo, en los síndromes de malabsorción la incorporación de los folatos de la dieta disminuye. Su unión a las proteínas es extensa y se almacena en el hígado en gran proporción, donde también se metaboliza. En el hígado y el plasma, en presencia de ácido ascórbico, el ácido fólico se convierte en su forma metabólicamente activa (ácido tetrahidrofólico), mediante la dihidrofolato reductasa. Se elimina por vía renal y también por hemodiálisis.

Indicaciones.

Estados carenciales de ácido fólico. No debe administrarse hasta haber descartado el diagnóstico de anemia perniciosa. La deficiencia de ácido fólico puede dar origen a anemia megaloblástica y macrocítica, y glositis. Pueden aumentar las necesidades de ácido fólico en: anemia hemolítica, hemodiálisis crónica, lactantes (de bajo peso al nacer o con madres con deficiencia de ácido fólico). Síndromes de malabsorción asociados con enfermedades del tracto hepatobiliar o del intestino delgado. Preventivo de fallas en el cierre del tubo neural.

Dosificación.

Como suplemento dietético: 0,1mg/día. Esta dosis aumenta hasta 0,5mg a 1mg cuando existen estados que producen un aumento de las necesidades. En la esprue tropical se utiliza una dosis de 3mg a 15mg/día. Tratamiento de la deficiencia: 0,25mg a 1mg/día hasta que se produzca respuesta hemática. Mantenimiento: 0,4mg al día. Dosis pediátricas: suplemento dietético: 0,1mg/día. Se aumenta de 0,5mg a 1mg cuando existan estados que produzcan un aumento de las necesidades.

Reacciones adversas.

Rara vez produce toxicidad con función renal normal. No se han descripto otros efectos secundarios más que reacción alérgica (fiebre, rash cutáneo). Con grandes dosis aparece coloración amarilla en la orina, que no requiere atención médica.

Precauciones y advertencias.

Debido a la poca frecuencia con que se producen deficiencias de una sola vitamina B normalmente se administran asociaciones. La administración parenteral sólo está indicada cuando no es aceptable la administración oral. Las necesidades son mayores en el embarazo y período de lactancia.

Interacciones.

Los corticoides, el uso de analgésicos en el largo plazo, los anticonvulsivos del grupo hidantoína o estrógenos aumentan las necesidades de ácido fólico. Los antibióticos pueden interferir con el método para determinar las concentraciones de ácido fólico y producir falsos bajos resultados. El metotrexato, la pirimetamina, el triamtereno y la trimetoprima actúan como antagonistas del folato por inhibición de la hidrofolato reductasa. En los pacientes a los que se les administra estos medicamentos se debe utilizar folinato cálcico en lugar de ácido fólico. Las sulfamidas inhiben la absorción de folato y las necesidades de ácido fólico pueden aumentar en los pacientes que reciben salazosulfapiridina.

Contraindicaciones.

La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en presencia de anemia perniciosa (el ácido fólico corrige las anomalías hemáticas, pero los problemas neurológicos progresan en forma irreversible).

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

Otros medicamentos de FARMAKONSUMA

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play