QUALITONIC

2681 | Laboratorio QUALIPHARM

Descripción

Principio Activo: Ciproheptadina,Hierro,
Acción Terapéutica: Estimulantes del apetito

Prospecto

Ciproheptadina. Hierro. Estimulante del apetito. Fco. x 345ml.

Acción terapéutica.

Antihistamínico.

Propiedades.

Derivado de la piperidina. Como antihistamínico en el tratamiento de la alergia compite con la histamina por los receptores H1presentes en las células efectoras. De esta manera evitan, pero no revierten, las respuestas mediadas sólo por la histamina. Las acciones antimuscarínicas producen un efecto secante sobre la mucosa nasal. Al competir con la serotonina por los receptores bloquea las respuestas de la musculatura lisa vascular, intestinal y de otros músculos lisos. Es posible que estimule el apetito al alterar la actividad serotoninérgica en el centro del apetito hipotalámico. Se absorbe bien tras la administración oral o parenteral. Se metaboliza casi por completo en el hígado. La duración de la acción es de 8 horas. Se elimina por vía renal, como metabolitos, en 24 horas.

Indicaciones.

Tratamiento sintomático de la rinitis alérgica, perenne y estacional; la conjuntivitis alérgica (debida a alérgenos de inhalación y a alimentos). Reacciones cutáneas alérgicas no complicadas, rinorrea asociada al resfrío común. Urticaria a frigore.

Dosificación.

Para disminuir la irritación gástrica puede ingerirse con alimentos, leche o agua. Dosis para adultos: 4mg cada 6 a 8 horas, según necesidades. Dosis máxima: hasta 0,5mg/kg/día. Dosis pediátrica: 0,125mg/kg cada 8 a 12 horas, según necesidades; niños de 2 a 6 años: 2mg cada 8 a 12 horas, sin sobrepasar los 12mg/día; niños de 6 a 14 años: 4mg cada 8 a 12 horas, sin sobrepasar los 16mg/día.

Reacciones adversas.

En pacientes de edad avanzada es más común que aparezca confusión, somnolencia, mareos y sequedad de boca, nariz o garganta. En niños pueden presentarse pesadillas, excitación no habitual, nerviosismo, irritabilidad. Puede aparecer cansancio o debilidad no habituales, micción dificultosa o dolorosa, taquicardia, rash cutáneo.

Precauciones y advertencias.

Se deberá evitar la ingestión de alcohol u otros depresores del SNC. Tener precaución si se produce somnolencia. En niños y pacientes de edad avanzada es más probable que se produzcan efectos antimuscarínicos y estimulantes del SNC. Se puede inhibir la lactancia; por su efecto antimuscarínico puede disminuir la secreción salival, lo que contribuye al desarrollo de caries, enfermedad periodontal, candidiasis oral y malestar.

Interacciones.

Se potencian los efectos depresores sobre el SNC de antidepresivos tricíclicos: alcohol, maprotilina. Aumentan los efectos antimuscarínicos por el uso simultáneo de haloperidol, ipratropio, fenotiazinas o procainamida. No se recomienda el uso junto con inhibidores de la MAO, porque puede prolongar e intensificar los efectos antimuscarínicos y depresores del SNC de los antihistamínicos.

Contraindicaciones.

La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en presencia de asma aguda, obstrucción del cuello vesical, hipertrofia prostática, retención urinaria, glaucoma de ángulo cerrado o abierto, embarazo y lactancia.

Sinónimos.

Fe.

Acción terapéutica.

Antianémico.

Propiedades.

Las sales ferrosas son tres veces mejor absorbidas que las férricas y la diferencia se hace más marcada en las dosificaciones altas. Las variaciones de las distintas sales ferrosas tienen poco efecto sobre la biodisponibilidad; así, sulfato, fumarato, succinato, gluconato y otras sales son absorbidas en iguales proporciones. Debe conocerse la cantidad total de cada preparado y no su masa total. La mayor ventaja del uso parenteral de hierro es la posibilidad de formar con rapidez reservas del elemento que por vía oral tardarían meses en alcanzarse (por ejemplo, en pacientes que recibirán eritropoyetina). El intestino delgado regula la absorción y previene la entrada de gran cantidad de hierro al torrente sanguíneo.

Indicaciones.

Anemia ferropénica.

Dosificación.

Las dosis deben ser individualizadas, ya que la respuesta de la anemia ferropénica al tratamiento depende de varios factores, entre ellos la causa y gravedad de la anemia, la presencia de otras enfermedades y la capacidad del paciente para tolerar y absorber el hierro medicinal. La respuesta a la terapéutica con hierro se evalúa mediante el índice de producción de reticulocitos y la elevación de la hemoglobina o del hematócrito. No debe tomarse una decisión acerca de la efectividad del tratamiento hasta después de transcurridas 3 a 4 semanas. El empleo profiláctico del hierro oral debe reservarse para pacientes con alto riesgo: embarazadas, pérdida excesiva menstrual, dadores de sangre y lactantes. Dosis terapéutica usual: 200mg/día (2mg a 3mg/kg) en 3 tomas diarias sobre la base del contenido de hierro del preparado. Para prevención: 15mg a 30mg/día. La absorción oral es mejor cuando se ingiere en ayunas. La aplicación parenteral debe reservarse para indicaciones específicas (ver arriba).

Reacciones adversas.

La intolerancia a los preparados orales de hierro es principalmente una función de la cantidad de hierro soluble presente en el tracto gastrointestinal y de factores psicológicos. Pirosis, náuseas, vómitos, malestar gástrico superior, constipación y diarrea. Con dosis altas son más comunes las náuseas y el dolor abdominal. Heces oscuras teñidas por el hierro. Hemocromatosis, sólo en pacientes con trastornos en la absorción de hierro. Luego de la inyección intramuscular pueden ocurrir molestias prolongadas en el sitio de inyección, decoloración de la piel y alteraciones malignas en el sitio de inyección. La sobredosis de hierro es particularmente grave en niños, ya que se requiere atención inmediata si la ingestión ha superado los 30mg/kg. El tratamiento se realiza con deferroxamina.

Precauciones y advertencias.

Debe tenerse especial cuidado en pacientes que puedan desarrollar una sobrecarga de hierro, como pueden ser aquellos con hemocromatosis, anemia hemolítica o aplasia eritrocitaria. En caso de falla en la respuesta al tratamiento deben investigarse otras causas de anemia. No conviene usar el hierro durante el primer trimestre del embarazo.

Interacciones.

El hierro forma quelatos con las tetraciclinas, disminuyéndose la absorción de ambos. La absorción del hierro es menor en presencia de penicilamina y antiácidos. Por potenciales interacciones conviene separar en varias horas la administración de hierro y otros fármacos.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al hierro. Pacientes con sobrecarga de hierro.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play