LUSALER

4923 | Laboratorio LUSA

Descripción

Principio Activo: Levocetirizina,
Acción Terapéutica: Antialérgicos, antihist., corticoides asoc.

Composición

Cada 100 mL contiene: Levocetirizina diclorhidrato 0,050 g. Excipientes: Propilenglicol, sacarina sódica, EDTA, sorbitol al 70%, benzoato de sodio, ácido cítrico, acesulfame de potasio, vainilla, agua destilada c.s.p.

Presentación

Frascos de vidrio, PAD y/o PET x 30, 60, 90,100, 120, 150, 180, y 200mL con o sin caja, con o sin cucharita y/o vasito dosificador. Caja con 1, 25, 50 frascos de vidrio, PAD y/o PET con o sin cucharita y/o vasito dosificador. Venta con receta médica.

Indicaciones

Está indicado para el alivio sintomático de alergias tales como fiebre de heno y urticaria.

Dosificación

Vía de administración: Oral. LUSALER Jarabe (2,5 mg = 5 mL = 1 cucharadita). Niños entre 2 a 6 años: 1.25 mg, dos veces al día. Adultos y Niños mayores de 6 años de edad: 5 mL 1 vez al día.

Contraindicaciones

Está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a cualquiera de sus componentes, también en pacientes con deterioro renal severo. La relación riesgo/beneficio debe ser considerada cuando existan los problemas médicos siguientes: Hipertrofia prostática. Retención urinaria. Glaucoma de ángulo cerrado. Obstrucción Piloroduodenal. Insuficiencia Hepática. Epilepsia. Porfiria.

Reacciones Adversas

Ocasionalmente puede presentarse en forma leve y transitoria las siguientes reacciones adversas: cefalea, mareos, somnolencia, agitación, sequedad bucal, malestar gástrico e hipersensibilidad. La somnolencia es un efecto adverso significativo, la mayor parte de los antihistamínicos de primera generación lo posee, aunque el estímulo paradójico pueda ocurrir raramente, en especial con dosis altas o en niños y en personas de edad avanzada. La somnolencia puede disminuir después de unos pocos días de tratamiento y es considerablemente menos problema en los antihistamínicos de última generación. Dentro de los efectos adversos más comunes en los antihistamínicos de primera generación se incluyen el dolor de cabeza, deterioro psicomotriz y los efectos antimuscarínicos como retención urinaria, boca seca, visión borrosa y trastornos gastrointestinales. Otros de los efectos adversos de los antihistamínlcos incluyen palpitaciones y arritmias, hipotensión arterial, reacciones de hipersensibilidad (incluyendo broncoespasmo, angioedema, anafilaxia, rash cutáneo y fotosensibilidad), efectos extrapiramidales, mareo, visión borrosa, confusión, depresión, disturbios del sueño, tremor, convulsiones, parestesias, discrasia sanguínea, disturbios gastrointestinales y disfunción hepática (hepatitis colestásica, anormalidades de la función hepática).

Precauciones

Los estudios a largo plazo en animales donde se trata de evaluar carcinogénesis, tumorigénesis o del potencial mutagénico de la mayoría de los antihistamínicos no se ha realizado. Embarazo y Reproducción:no se recomienda el uso durante el embarazo. Lactancia:La levocetirizina se excreta en la leche materna, por lo cual no se recomienda su uso durante el período de lactancia. Cantidades pequeñas de antihistamínicos se distribuyen en la leche materna; el uso no es recomendado a causa del riesgo de efectos adversos, a excepción de la excitación o la irritabilidad en niños. Pediatría:No existe información sobre los efectos de la levocetirizina en niños menores de 2 años de edad. La seguridad y eficacia no ha sido establecida, por lo que no está indicado su uso en este grupo etáreo. La utilización no es recomendada en niños recién nacidos ni prematuros porque este grupo etáreo tiene una susceptibilidad aumentada a efectos anticolinérgicos, excitación del SNC y una tendencia aumentada hacia las convulsiones. Una reacción paradójica caracterizada por hiperexcitabilidad puede ocurrir en niños que toman antihistamínicos. Geriatría:Mareo, sedación confusión e hipotensión pueden ser más probables de ocurrir en pacientes geriátricos que toman antihistamínicos. Una reacción paradójica caracterizada por hiperexcitabilidad puede ocurrir en pacientes geriátricos que toman antihistamínicos. Los pacientes geriátricos están especialmente susceptibles a los efectos anticolinérgicos de los antihistamínicos, tales como la sequedad de boca y retención urinaria (especialmente en varones). Si estos efectos anticolinérgicos ocurren y continúan o son severos, la medicina se debe discontinuar. No existen datos que sugieran la necesidad de reducir la dosis en ancianos.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play