TRIDENOVAG

1141 | Laboratorio FERRER GRUPO

Descripción

Prospecto

Gentamicina. Clotrimazol. Fluocinónida. Antibiótico. Antimicótico. Corticosteroide. Crema x 15g.

Acción terapéutica.

Antibiótico sistémico, tópico y oftálmico.

Propiedades.

Pertenece al grupo de los aminoglucósidos. Estos son transportados en forma activa a través de la pared bacteriana, se unen irreversiblemente a una o más proteínas receptoras específicas de la subunidad 30S de los ribosomas bacterianos e interfieren con el complejo de iniciación entre el RNA mensajero y la subunidad 30S. El RNA puede leerse en forma errónea, lo que da lugar a la síntesis de proteínas no funcionales, los polirribosomas se separan y no son capaces de sintetizar proteínas. Los aminoglucósidos son antibióticos bactericidas. La gentamicina se absorbe totalmente después de su administración por vía intramuscular, en cambio, por vía oral su absorción es escasa. Por vía local tópica se pueden absorber cantidades significativas en la superficie corporal. Se distribuye principalmente en el líquido extracelular con acumulación en las células de la corteza renal. Atraviesa la placenta. Las concentraciones en orina son altas, pueden superar los 100mg/ml. No se metaboliza.

Indicaciones.

a) Por vía sistémica para el tratamiento de infecciones óseas, infecciones en quemaduras, meningitis, otitis media aguda, otitis media crónica supurada, neumonía, septicemia, sinusitis, infecciones de piel y tejidos blandos e infecciones urinarias producidas por Pseudomonas, Proteus, Escherichia coli, Klebsiella, Enterobacter, Serratia, Citrobactery Staphylococcus(coagulasa positivos y negativos), tratamiento de la endocarditis bacteriana (administrada simultáneamente con una penicilina). b) Por vía oftálmica: tratamiento de blefaritis, blefaroconjuntivitis, conjuntivitis, dacriocistitis, queratitis y queratoconjuntivitis producidas por organismos sensibles. c) Por vía tópica: tratamiento de foliculitis, forunculosis, paroniquia u otras infecciones bacterianas cutáneas menores producidas por Staphylococcus, Streptococcus, Proteus vulgaris, Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosay Enterobacter aerogenes.

Dosificación.

Administración parenteral: dosis usual para adultos: (intramuscular o por infusión intravenosa) 1mg a 1,7mg/kg cada 8 horas; dosis pediátricas usuales: nacidos pretérmino y neonatos de hasta 1 semana: 2,5mg/kg cada 12 horas durante 7 a 10 días; neonatos mayores y lactantes: 2,5mg/kg cada 8 horas; niños: de 2mg a 2,5mg/kg cada 8 horas. En pacientes con insuficiencia renal la dosis debe ser modificada de acuerdo con los valores del clearance de creatinina. Pomada por vía oftálmica: aplicar una película de aproximadamente 1mm, con intervalos de 6 a 12 horas. Solución oftálmica: 1 gota cada 4 a 8 horas. Por vía tópica: aplicar en la piel 3 o 4 veces al día.

Reacciones adversas.

Vía parenteral: ototoxicidad (pérdida de audición, sensación de taponamiento en los oídos), ototoxicidad vestibular (inestabilidad, mareos); nefrotoxicidad (hematuria, aumento o disminución del volumen de orina); neurotoxicidad; náuseas y vómitos. Vías oftálmica y tópica: prurito, enrojecimiento, edema u otros signos de irritación.

Precauciones y advertencias.

Atraviesa la placenta y puede ser nefrotóxica para el feto. Debe utilizarse con precaución en prematuros y neonatos debido a su inmadurez renal. En pacientes con deshidratación o disfunción renal aumenta significativamente el riesgo de toxicidad debido a las elevadas concentraciones séricas. La gentamicina puede producir bloqueo neuromuscular, se debe administrar con cuidado en pacientes con miastenia gravis o parkinsonismo. En general, es aconsejable hacer audiogramas, determinaciones de la función renal y vestibular durante el tratamiento con este antibiótico.

Interacciones.

El uso simultáneo con amfotericina B parenteral, bacitracina parenteral, cefalotina, ciclosporina, ácido etacrínico parenteral, furosemida parenteral, estreptomicina o vancomicina puede aumentar la capacidad para producir ototoxicidad o nefrotoxicidad. La administración junto con anestésicos por inhalación o bloqueantes neuromusculares puede potenciar el bloqueo neuromuscular. Se debe evitar el uso simultáneo o secuencial con metoxiflurano o polimixinas parenterales, ya que puede aumentar el riesgo de nefrotoxicidad y de bloqueo neuromuscular. No se deben administrar al mismo tiempo dos o más aminoglucósidos o un aminoglucósido con capreomicina por la mayor posibilidad de producir ototoxicidad y nefrotoxicidad.

Contraindicaciones.

Insuficiencia renal.

Acción terapéutica.

Antimicótico y fungicida local.

Propiedades.

El clotrimazol es un derivado imidazólico con actividad sobre una amplia variedad de micosis dérmicas superficiales y vaginales. Su espectro incluye: dermatófitos (Trychophyton, Microsporumy Epidermophyton), levaduras (Candida) y otros hongos como Malassezia furfur(pitiriasis versicolor). Tiene como característica distintiva el hecho de no fomentar el desarrollo de resistencias.

Indicaciones.

Micosis cutáneas superficiales producidas por gérmenes sensibles a la droga, tales como tiña del cuero cabelludo, tiña corporis, tiña de las uñas y candidiasis. En la forma de tabletas vaginales está indicado en el tratamiento local de la candidiasis vulvovaginal (debe confirmarse el diagnóstico por tinción local con KOH o cultivos).

Dosificación.

Aplicación de cualquiera de las formas tópicas en una capa fina sobre las zonas afectadas, 2 o 3 veces al día, durante 2 a 4 semanas. En cuanto a las tabletas vaginales, la dosis recomendada es de 1 tableta diaria durante 7 días consecutivos.

Reacciones adversas.

Sólo 1,6% de las pacientes a las que se les administró clotrimazol desarrolló trastornos durante el tratamiento. Estos fueron leves y no requirieron en ningún caso la suspensión del tratamiento. Los efectos indeseados más frecuentes fueron: irritación y ardor local, rash cutáneo, calambres abdominales y aumento de la frecuencia urinaria. En raras ocasiones se formaron edemas locales.

Precauciones y advertencias.

No se ha demostrado su inocuidad durante el embarazo. Emplear medidas higiénicas complementarias para evitar las reinfecciones. Si existiera una baja respuesta al tratamiento con clotrimazol, deben repetirse los estudios microbiológicos apropiados para confirmar el diagnóstico y excluir a otros agentes patógenos.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al clotrimazol o a otros antimicóticos imidazólicos.

Sinónimos.

Fluocinolona acetonido acetato.

Acción terapéutica.

Corticoide tópico.

Propiedades.

La fluocinónida es un corticoide de aplicación tópica, que actúa inhibiendo la fosfolipasa A2, de esta forma detiene la cascada del ácido araquidónico y consecuentemente la inflamación. Posee una notable acción antiinflamatoria, antialérgica, antiprurítica y antiproliferativa.

Indicaciones.

Tratamiento de inflamaciones de la piel, sean húmedas o secas, agudas o crónicas, alérgicas, inflamatorias o pruriginosas. Tratamiento de enfermedades dermatológicas en áreas de piel gruesa (palmas y planta de los pies). Tratamiento de lesiones hiperqueratósicas o piel engrosada y endurecida. Tratamiento de dermatitis atópica moderada a severa, dermatitis de contacto, dermatitis eccematosa, dermatitis exfoliativa, liquen plano, prurigo nodular, eccema numular, mixedema pretibial, necrobiosis lipoídica, eritrodermia, neurodermatitis, fotodermatitis, psoriasis, lupus eritematoso discoide, prurito anal y vulvar, liquen simple y crónico, liquen estriado, intertrigo, queloides, reducción del prurito.

Dosificación.

Adultos: vía tópica, aplicar una delgada capa de la droga en el área de la piel afectada, con masajes suaves pero firmes, 2 a 4 veces al día. Niños: vía tópica, aplicar una delgada capa de la droga en el área de la piel afectada, con masajes suaves pero firmes, una vez al día.

Reacciones adversas.

Las reacciones adversas más frecuentes incluyen ardor, prurito, irritación, sequedad, foliculitis, hipertricosis, erupciones acneiformes, hipopigmentación, infecciones secundarias y atrofia de piel.

Precauciones y advertencias.

Se recomienda el uso en pequeñas áreas, mínimas cantidades y períodos breves en pacientes con atrofia de la piel. En general, se aconseja no exceder el área de aplicación equivalente al área de la palma de la mano o hasta 10 centímetros cuadrados aproximadamente, siendo la duración del tratamiento de períodos cortos (no mayor de 7 días). En lactantes, se recomienda aplicar una delgada capa de la droga una vez al día, en el área estrictamente necesaria y por tiempo no mayor de tres días. No se recomienda su aplicación en el rostro, ojos, zonas heridas y de úlceras cutáneas. No utilizar en lesiones de la piel de origen tuberculoso, sifilítico, viral, bacteriano y micótico. Puesto que la absorción sistémica de corticoides tópicos puede causar anormalidades fetales, se recomienda no administrar fluocinónida en mujeres embarazadas, salvo que el beneficio para la madre supere los riesgos para el feto. Hasta el momento, se desconoce si la fluocinónida se excreta en la leche materna.

Interacciones.

Si las condiciones de la piel permiten el incremento de la absorción de la fluocinónida y se están recibiendo corticoides sistémicos, los efectos locales y sistémicos pueden verse incrementados.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a los corticoides y en aquellos que padezcan lesiones de piel de tipo infeccioso, tales como las causadas por tuberculosis, sífilis, de origen micótico o viral (herpes zoster, varicela, entre otras).

Sobredosificación.

Los casos de sobredosis pueden ocurrir cuando se aplican dosis elevadas de fluocinónida en grandes extensiones de piel, por tiempo prolongado y en condiciones que permitan una mayor absorción sistémica (vendaje oclusivo). En estos casos, se recomienda la suspensión del tratamiento y un estricto control del paciente.

Publicidad

Otros medicamentos de FERRER GRUPO

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play