CIPROLIN

1667 | Laboratorio HERSIL

Descripción

Principio Activo: Ciprofloxacina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada tableta recubierta contiene: Ciprofloxacino 500 mg. Excipientes c.s.p.

Presentación

500mg Caja Tab. Rec. x 10.

Indicaciones

Antes de empezar el tratamiento, se debe prestar atención especial a la información disponible sobre la resistencia a ciprofloxacino. Se deben tener en cuenta las recomendaciones oficiales sobre el uso adecuado de agentes antibacterianos. CIPROLIN® 500 mg esta indicado para el tratamiento de las siguientes infecciones: Adultos: Infecciones de las vías respiratorias bajas causadas por bacterias gram negativas: exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística o en la bronquiectasia. Neumonía. Otitis media supurativa, crónica. Exacerbación aguda de sinusitis crónica, especialmente si ésta es causada por bacterias gram negativas. Infecciones de las vías urinarias. Uretritis y cervicitis gonocócicas. Epididimorquitis incluyendo casos causados por Neisseria gonorrhoeae. Enfermedad inflamatoria pélvica incluyendo casos causados por Neisseria gonorrhoeae. Infecciones del tracto gastrointestinal (p. ej. diarrea del viajero). Infecciones intrabdominales. Infecciones de la piel y tejidos blandos causadas por bacterias gram negativas. Otitis maligna externa. Infecciones de los huesos y de las articulaciones. Tratamiento de infecciones en pacientes con neutropenia. Profilaxis de infecciones en pacientes con neutropenia. Profilaxis de infecciones invasivas causadas por Neisseria meningitidis. Carbunco por inhalación (profilaxis post-exposición y tratamiento curativo). En las infecciones del tracto genital anteriores, cuando se piensa o se sabe que son causadas por Neisseria gonorrhoeae, es particularmente importante obtener información local sobre la prevalencia de la resistencia a ciprofloxacino y confirmar la sensibilidad en base a las pruebas de laboratorio. Niños y adolescentes:Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística causada por Pseudomona aeruginosa. Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis. Carbunco por inhalación (profilaxis después de la exposición y tratamiento curativo). Ciprofloxacino también puede utilizarse para el tratamiento de infecciones graves en niños y adolescentes cuando se considere necesario. El tratamiento debe iniciarlo únicamente un médico que tenga experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o de las infecciones graves en niños y en adolescentes.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo, o a otras quinolonas o a cualquiera de los excipientes. Administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina.

Reacciones Adversas

Las reacciones adversas al fármaco notificadas con mayor frecuencia son náuseas y diarrea. A continuación, se enumeran las reacciones adversas al fármaco derivadas de los ensayos clínicos y la vigilancia post-comercialización con Ciprofloxacino (tratamiento por vía oral, intravenosa y secuencial), clasificadas por categorías de frecuencia. El análisis de las frecuencias tiene en cuenta los datos tanto de la administración oral como intravenosa de ciprofloxacino.

Precauciones

Infecciones graves e infecciones mixtas con patógenos gram positivos y anaerobios. La monoterapia con ciprofloxacino no es idónea para el tratamiento de infecciones graves o infecciones que puedan estar causadas por patógenos gram positivos o anaerobios. En estas infecciones, ciprofloxacino debe administrarse con otros agentes antibacterianos adecuados. Infecciones estreptocócicas (incluyendo Streptococcus pneumoniae). Ciprofloxacino no se recomienda para el tratamiento de las infecciones estreptocócicas debido a su eficacia insuficiente. Infecciones del tracto genital. La epididimorquitis y las enfermedades inflamatorias pélvicas pueden ser causadas por Neisseria gonorrhoeae resistente a fluoroquinolonas. Ciprofloxacino debe administrarse concomitantemente con otros agentes antibacterianos adecuados, a menos que pueda excluirse Neisseria gonorrhoeae resistente al ciprofloxacino. Si no se obtiene una mejoría clínica después de tres días de tratamiento, debe replantearse el tratamiento. Infecciones intrabdominales: Los datos sobre la eficacia de ciprofloxacino en el tratamiento de las infecciones intrabdominales postquirúrgicas son limitados. Diarrea del viajero: La elección de ciprofloxacino debe tener en cuenta la información sobre la resistencia a ciprofloxacino de los patógenos pertinentes en los países visitados. Infecciones de los huesos y las articulaciones. Ciprofloxacino debe utilizarse concomitantemente con otros agentes antibacterianos, dependiendo de los resultados de la comprobación microbiológica. Carbunco por inhalación: El uso en humanos se basa en los datos de susceptibilidad in-vitro y en los datos de experimentación animal junto con los datos limitados en humanos. Los médicos prescriptores deben consultar los documentos de consenso nacionales y/o internacionales sobre el tratamiento del carbunco. Niños y adolescentes: El empleo de ciprofloxacino en niños y adolescentes debe seguir las recomendaciones oficiales disponibles. El tratamiento con ciprofloxacino deben iniciarlo únicamente los médicos que tengan experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística / infecciones graves en los niños y adolescentes. Se ha demostrado que ciprofloxacino causa artropatía en las articulaciones que soportan peso en los animales inmaduros. Los datos de seguridad obtenidos en un estudio aleatorizado y doble ciego sobre el uso de ciprofloxacino en los niños (ciprofloxacino: n = 335, media de edad = 6,3 años; comparadores: n = 349, media de edad = 6,2 años; intervalo de edad = 1 a 17 años) reveló una incidencia de sospecha de artropatía relacionada con el fármaco (discernida a partir de los signos y síntomas relacionados con las articulaciones) en el día +42, del 7,2% y del 4,6%. Después de un año de seguimiento, la incidencia de artropatía relacionada con el fármaco fue del 9,0% y del 5,7% respectivamente. El aumento en el tiempo de los casos de artropatía que se sospecha que están relacionados con el fármaco no fue estadísticamente significativo entre los grupos. El tratamiento sólo debe iniciarse después de una evaluación minuciosa de la relación beneficio/riesgo, a causa de los posibles efectos adversos relacionados con las articulaciones y/o los tejidos circundantes. Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística: En los ensayos clínicos se ha incluido a niños y adolescentes de 5 a 17 años. La experiencia en el tratamiento de los niños de 1 a 5 años es más limitada. Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis: El tratamiento de las infecciones de las vías urinarias con ciprofloxacino debe plantearse cuando no puedan usarse otros tratamientos, y debe basarse en los resultados de la comprobación microbiológica. En los ensayos clínicos se ha incluido a niños y adolescentes de 1 a 17 años. Otras infecciones graves y específicas: Con arreglo a las recomendaciones oficiales, el uso de ciprofloxacino para el tratamiento de otras infecciones graves puede estar justificado, tras una evaluación minuciosa de la relación beneficio-riesgo, cuando no puedan emplearse otros tratamientos o después del fracaso del tratamiento convencional y cuando la comprobación microbiológica lo justifique. El uso de ciprofloxacino para el tratamiento de infecciones graves y específicas distintas a las mencionadas anteriormente no se ha evaluado en ensayos clínicos y la experiencia clínica es limitada. En consecuencia, se aconseja precaución cuando se trate a pacientes con estas infecciones. A los profesionales de la salud: Cuando prescriba una fluoroquinolona a su paciente, advertir que ante la presentación de síntomas sugestivos de tendinopatía (dolor en los tendones, especialmente el tendón de Aquiles que es el más frecuentemente afectado) debe suspender su administración. Recomendar el reposo de la extremidad afectada, así como realizar una consulta al traumatólogo. A los pacientes: Las fluoroquinolonas son antimicrobianos que pueden producir eventos adversos como la rotura de tendón, el que más frecuentemente se afecta es el tendón de Aquiles, pero puede producirse también en el tendón del hombro o manos, estos eventos adversos son entre tres y cuarto veces más frecuentes que aquellos que suceden entre quienes no toman estos medicamentos. Si durante o después del tratamiento el paciente presenta dolor, hinchazón, o rasgadura en alguna articulación, debe suspender el medicamento y consultar inmediatamente con su médico tratante.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play