GESTAFOL

2790 | Laboratorio SHERFARMA

Descripción

Principio Activo: Fólico ácido,
Acción Terapéutica: Antianémicos

Composición

Cada tableta recubierta contiene: Ácido Fólico 0.5 mg. Excipientes c.s.p. 1 tableta recubierta.

Presentación

Caja por 2, 4, 5, 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90, 100, 150, 200, 300, 400 y 500 Tabletas recubiertas. Caja Dispenser por 50, 60, 70, 80, 90, 100, 150, 200, 300, 400, 500 y 1000 Tabletas recubiertas.

Indicaciones

GESTAFOL es un suplemento nutricional que contiene Ácido Fólico y está indicado para la prevención y tratamiento de estados de deficiencia de Ácido Fólico, incluyendo anemia megaloblástica y en anemias de origen nutricional, embarazo, infancia y niñez. La deficiencia de Ácido Fólico puede producirse como resultado de una inadecuada nutrición o mala absorción intestinal, pero no ocurre en individuos saludables que reciben una adecuada dieta balanceada. Una deficiencia nutricional por sólo una vitamina del grupo B es rara, porque usualmente una dieta inadecuada resulta en múltiples deficiencias. Para la prevención por deficiencia de Ácido fólico es aconsejable mejorar la dieta en vez de administrar suplementos, sin embargo; para un tratamiento por deficiencia de Ácido Fólico, son preferibles los suplementos. No está indicado el consumo de GESTAFOL hasta que el diagnostico de anemia perniciosa haya sido descartado, puesto que este suplemento corrige las manifestaciones hematológicas y enmascara la anemia perniciosa, permitiendo un daño neurológico progresivo. La deficiencia de Ácido Fólico puede producir anemia megaloblástica, macrocítica y glositis. Las dosis recomendadas pueden ser incrementadas y/o los suplementos de Acido Fólico pueden ser necesarios en las siguientes personas o condiciones: Alcoholismo, anemia hemolítica, fiebre crónica, gastrectomía, hemodiálisis crónica, niños (nacidos con bajo peso, lactantes o aquellos que reciben fórmulas no fortificadas como leche evaporada o leche de cabra), enfermedades intestinales (enfermedad celiáca, diarrea persistente, sprue tropical), síndrome de mala absorción asociado con enfermedad hepática biliar (disfunción hepática, alcoholismo asociado a cirrosis), estrés prolongado. Algunas dietas inusuales (por ejemplo, las dietas para reducir peso que eliminan drásticamente un grupo alimenticio) no pueden suplir el requerimiento diario mínimo de Ácido Fólico. GESTAFOL está recomendado para pacientes que están recibiendo nutrición total por vía parenteral o en aquellos que experimentaron una rápida pérdida de peso o en casos de malnutrición por recibir un régimen dietético inadecuado. Se aconseja el consumo de todas las vitaminas y la mayoría de los minerales durante el embarazo. Muchos médicos aconsejan que las mujeres embarazadas reciban suplementos multivitamínicos y minerales, especialmente aquellas que no tienen una dieta adecuada y aquellas en categorías de alto riesgo (mujeres que están llevando más de un feto, fumadoras y las que abusan de alcohol y drogas). Tomar excesivas cantidades de multivitamínicos y minerales podría ser perjudicial para la madre y/o el feto pudiendo llegar hasta el aborto. Algunos estudios han revelado que el suplemento de Ácido Fólico sólo o en combinación con otras vitaminas, antes de la concepción y durante los primeros meses de gestación puede reducir la incidencia de defectos del tubo neural en el niño. Se recomienda incrementar la ingesta de suplementos multivitamínicos y minerales durante la lactancia, en terapias a largo plazo de analgésicos, anticonvulsivantes, epoetina, estrógenos, sulfazalasina. El Ácido Fólico está indicado en el diagnóstico de deficiencia de folatos.

Dosificación

La vía de administración es oral. Dosis usual en adultos y adolescentes:Prevención de deficiencia de Ácido Fólico: Hombres adolescentes y adultos: 150 a 400 mcg al día. Mujeres adolescentes y adultas: 150 a 400 mcg al día. Mujeres Embarazadas: 400 a 800 mcg al día. Mujeres que dan de lactar: 260 a 800 mcg al día Tratamiento de deficiencia de Ácido Fólico: La dosis del tratamiento es individualizada por el prescriptor, basándose en la severidad de la deficiencia. Ayuda diagnóstica (deficiencia de folatos): 100 a 200mcg (0.1 a 0.2 mg) al día durante 10 días más una dieta baja en Ácido Fólico y Vitamina B12. Dosis usual pediátrica:Prevención de deficiencia de Ácido Fólico: Infantes y niños hasta los 3 años de edad: 25 mcg al día. De 4 a 6 años de edad: 75 a 400 mcg al día. De 7 a 10 años de edad: 100 a 400 mcg al día. Tratamiento de deficiencia de Ácido Fólico: La dosis del tratamiento es individualizada por el prescriptor, basándose en la severidad de la deficiencia.

Contraindicaciones

Se debe evaluar el riego/beneficio cuando existan los siguientes problemas médicos: Anemia perniciosa: El Ácido Fólico corrige las anormalidades hematológicas pero los problemas neurológicos siguen progresando irreversiblemente; dosis mayores a 0.4 mg por día no son recomendadas hasta que el diagnostico de anemia perniciosa haya sido descartado, excepto durante embarazo y lactancia. Sensibilidad al Ácido Fólico.

Reacciones Adversas

Nota: Además de reacción alérgica, otros efectos adversos no han sido reportados con la administración de Ácido Fólico, incluso con dosis de hasta 10 veces la ingesta de la cantidad recomendada en la dieta por 1 mes. Requieren Atención Médica:Incidencia rara: Reacciones alérgicas; específicamente broncoespasmo (respiración entrecortada y agitada, opresión en el pecho, sibilancia al respirar) eritema (piel enrojecida), fiebre, malestar general (debilidad general o molestias), erupción cutánea o prurito. Nota: Efectos adversos incluyendo:hinchazón abdominal y gas, anorexia, confusión, depresión, dificultad en la concentración, excitación, irritabilidad, juicio anormal, náuseas, problemas para dormir y sabor desagradable, fueron reportados en un estudio en pacientes que tomaron 15 mg diarios de Ácido Fólico.

Precauciones

Embarazo y Reproducción:No se han reportado problemas en humanos con los requerimientos diarios normales recomendados. El Ácido Fólico atraviesa la barrera placentaria. Sin embargo; estudios adecuados y bien controlados en humanos no han mostrado que el Ácido Fólico provoque efectos adversos en el feto. Algunos estudios han revelado que el suplemento de Ácido Fólico solo o en combinación con otras vitaminas, tomados antes de la concepción, y durante los primeros meses de gestación, puede reducir la incidencia de defectos del tubo neural en infantes. Categoría en el embarazo según FDA:A. Lactancia:El Ácido Fólico se distribuye en la leche materna. Sin embargo no se han documentado problemas en humanos con las cantidades de ingesta diaria recomendada. Pediatría: No se han documentado problemas en pacientes pediátricos con las cantidades de ingesta diaria recomendada. Geriatría:No se han documentado problemas con las cantidades de ingesta diaria recomendada.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play